Personas con Diabetes
14/11/2018
Te ayudamos a cuidar de los más pequeños de la casa
17/12/2018
Ver todo

El agua es salud

Como bien dice nuestro título, el agua es salud, es la principal y mejor fuente de hidratación. Nuestro cuerpo necesita estar hidratado para que funcione correctamente.

Ingerir otro tipo de bebidas, como refrescos, té, cerveza o café, puede provocar deshidratación, además de afectar mucho a nuestra salud bucal, al contener algunos de ellos muchos azúcares y otros componentes que no benefician en nada a nuestra dentadura.

El agua es esencial:

- Es fuente de hidratación.

- Interviene para tener una correcta digestión.

- Ayuda a absorber correctamente los nutrientes.

- Actúa como filtro. Ayuda a la eliminación de componentes que no necesitamos.

- Juega un papel fundamental en nuestras funciones corporales.

El agua es fuente de salud.
A la hora de ingerir el agua, el primer contacto que tiene con nuestro cuerpo es por la boca, y esto determinará nuestra salud bucal, dependiendo de su composición, puede dar lugar a ciertos problemas en nuestros dientes.


El agua es fundamental para tu salud bucal porque:

* Mantiene limpia tu boca, el agua arrastra las bacterias causantes de la caries después de la ingesta de alimentos, esto no evita que tengamos que realizar un cepillado correcto después de cada comida. La ingesta de otro tipo de bebidas dejarían azúcares que afectarían directamente a tus dientes.

* No tiene calorías, ayuda a perder peso.

* Fortalece tus dientes, por eso, es importantísimo saber qué tipo de agua bebemos y su composición, dependiendo de la cantidad de cal que contenga en su composición puede afectar a nuestra salud bucal. Cuanta más cal contenga, peor para la salud de nuestros dientes, pudiendo provocar serios problemas bucales. Lo mejor es elegir un agua que contenga bajo contenido en cal y baja mineralización.

* Evita la sequedad de la boca, al estar hidratada genera saliva, siendo esta la mejor defensa frente a las caries. Además ayuda a arrastrar los restos de comida y a tragar los alimentos.


La calidad del agua y su composición depende de cada zona, en Béjar el tipo de agua es dura, que quiere decir esto, que contiene altas cantidades de minerales en su composición, magnesio, calcio y carbonatos.

En principio no son perjudiciales, pero a largo plazo pueden provocar cierto riesgo para nuestra salud, como pueden ser problemas cardiovasculares, creación de cálculos renales y problemas bucodentales.

Lo ideal es elegir un tipo de agua blanda, baja en esta composición para poder disfrutar de sus beneficios.

A lo largo de los años, se han realizado muchos estudios sobre la dureza del agua, entre ellos en 2003, la Organización Mundial de la Salud (OMS) tituló así uno de sus monográficos: "Dureza en el agua potable".


Desde Juárez Clínica Dental os queremos dar algunos consejos para tener una buena salud bucal:

- Hacer una buena elección del tipo de agua, eligiendo agua que contenga calcio, componente esencial para nuestra dentadura y poca dureza.

- Beber entre 1,5 y 2 litros de agua al día es importante, así como, elegir un tipo de agua fluorada puede ser beneficioso en la prevención de la caries dental.

- Seguir unas rutinas en los cuidados bucales, como son el cepillado de los dientes y lengua 3 veces al día, con un dentífrico con flúor (hay muchos según las edades), limpiarse entre los dientes con hilo dental y realizarse enjuagues, son importantes en la prevención de la caries.

- Consumir alimentos nutritivos y equilibrados como frutas y verduras.

- Evitar la ingesta de alimentos y bebidas azucaradas.

- Y visitar al odontólogo regularmente para realizarse limpiezas y exámenes bucales, siempre hechos por profesionales.

Esperamos que este post os haya servido para entender un poco más la importancia que tiene el agua en nuestro día a día, y en nuestra salud.

Si tenéis cualquier consulta no dudéis en llamarnos o visitarnos, o acudir a alguna de nuestras clínicas, estaremos encantados de atenderos.

//]]>